Seguir El Claro del Hada

"No hay ensayos generales en la vida."

jueves, 31 de mayo de 2012

La vida: sus días contados.

En una tarde en clave de sol, hoy me he sentado junto a la sombra de los agujeros de nuestro pasado. Soplan vientos desconfiados. Distingo en el cielo entre nubes y claros, el trasfondo gris de un cielo agotado. La urbe intoxica, me intoxican sus tramos, sus mismos paseos, por rejas vallados.
No han sido precisos, los vientos de mayo, sus lluvias, sus sombras, sus llantos, sus rayos.
No han sido acordados, los sueños pactados, no fueron oídos, los ecos de tantos.
Se mueren las flores, se esconden los pájaros, desciende la lluvia, se secan los charcos.
No habrá más lirios, ni vuelos, ni cantos, ni estrellas que mirar, ni mañanas, ni ocasos. Nos queda el recuerdo, de haber presenciado, el olor de la hierba, el tacto de tus manos...

martes, 22 de mayo de 2012

El velero bajo tierra

En el reducto de mis sueños, una sombra translúcida deja entrever los enrevesados senderos a tus lágrimas de nieve (...)
Me azotan a veces los restos del naufragio, aún noto mi ropa mojada, con el olor de las olas que nos empujaron a esta orilla de arena oscura, a esta isla desierta. La supervivencia no es siempre la mejor opción.
Me dieron la mano las agujas del reloj del contratiempo, me agarré a los lienzos de los que tanto huí, me liberé en un cuarto oscuro y firmé mi sentencia de prohibido recordar. Me dejé llevar por las vías de la evasión  y cerré los ojos y caminé a tientas entre mi pasado, cuidándome de no rozar tus contornos.
Esta vez destruí la puerta por la fuerza, me agoté de buscar llaves de cartón, de encontrar claves que nunca son....

jueves, 10 de mayo de 2012

La lluvia interior


No tengas miedo a las palabras llovidas, de su eco, de su olor,
teme más las venideras, con su ego, su dolor.
No habrá niebla suficiente, para ocultar tu rostro gris, el día en que te marchaste, fue la noche en que morí.
Han paseado sus dueños, desde entonces sus almas errantes, atadas con sus cadenas, por si gritan, con bozales.
Y seguimos, alienados, abrazados al pasado, ignorantes al presente, el futuro recordamos, con la rabia entre los dientes.
Se han marchitado las rosas, desde aquel mes de diciembre, se han resbalado las gotas, que lloraban por tu frente, que empaparon mi vestido, nos hicieron inocentes...
Hoy la niebla se ha ido, esta noche ya no llueve, y estaremos escondidos, si me buscas donde siempre... Donde el mundo no hace ruido, donde somos transparentes, donde nos lleven las aguas de lluvia, .donde el rayo de luna nos llegue.

miércoles, 2 de mayo de 2012

Insomnia. Delirios prolongados


Al unísono, tu boca y la mía, dos astros perfectos. Si las lágrimas no existen, vienen lluvias, tormentas de fuego. Suenan las campanas, sentencias de acero, se me cuelan las horas, entre mis pobres silencios, la espera se hace larga, por esperar, me pierdo.
Percibo nubes blancas, en esta noche de muertos, el contraste con la luna, me desvela tus secretos, me desvela mis cirios, me desvela el sueño.
Me desangran los minutos, voy contando con los dedos, las mañanas que aún me quedan, de amaneceres despiertos.
No acaba nunca esta lucha, no puedo tocar el cielo, ya no me arrastras a subterfugios, pero aún me quemas por dentro.

martes, 1 de mayo de 2012

El reino de los cielos, temperaturas de infierno



Hurgando en los resquicios de tu estela, en el mar de mis estrellas, donde llueve y donde nieva, dónde duelen las certezas, de mi cielo y sus grandezas, la certeza de saber, que la vida ya no espera, que nos adelantó otra vez, que después nunca es tan bella.
Que nos vuelvan a mostrar, las leyendas verdaderas, cuando aún salía el sol, por las tardes, tras la niebla, celebrábamos los dos, grandes eran nuestras tierras... Y mirar al horizonte, y buscar nuestras reseñas, en el cielo de los vivos, y querer pasar las puertas, hacia lo desconocido, navegando en la inconsciencia.


(Fracasamos otra vez... mi señor de las tinieblas, siempre yo te esperaré, nunca apagues mi vela.)