Seguir El Claro del Hada

"No hay ensayos generales en la vida."

domingo, 1 de septiembre de 2013

Untitled letter



Plásmame en tu cuerpo y en tus manos, grábame con sangre en tus latidos.
Llévame siempre en el rincón más oscuro de tu alma, cierra con llave donde nadie pueda encontrarme.
Aférrame en tu pecho hasta que duela. Conviérteme en sombra cuando ansíes caminar sólo y reconstrúyeme cuando no veas salir el sol.
Entierra mis lágrimas en un manantial perpetuo cuando tengas sed. Invítame a tus sueños cuando desees un baile de máscaras y desapareceré, siempre al amanecer

sábado, 15 de junio de 2013

Bóvedas de vapor



Ansiadas marchas fúnebres en tus manos y mi cabeza,
explosión de los minutos tras la más triste certeza.
Te sumerges en mis lagos y te asfixia la tristeza,
te abandonas entre el lodo de mis cúpulas maltrechas.

Se dibujan entre escombros tus sonrisas de bufón
se definen tenebrosas las texturas del dolor.
Vanidad, fragilidad caducidad y otros demonios,
entre tus ganas de volar se colaron otros monstruos.
Una vez en tu deidad sublimaron tus elogios,
y esta vez bajo tu faz desvanecen nuestros rostros.

jueves, 6 de junio de 2013

Subterfugios de avidez



De los luceros de tus ojos, de lo obvio y de lo amargo,
del color de tu inocencia, de tu rostro desgastado.
De tus lágrimas de plata, de tus noches sin palabras,
de lo oscuro de tus miedos, del dolor, y de tu rabia,
del final de tu energía, de la muerte de tus ganas.

De tus sueños sin cimientos y tus besos consumidos,
de tus alas de cristal para vientos tan malditos,
de tu voz al escapar del hastío y del olvido,
de tu luz asesinada por un mundo tan vacío.

miércoles, 3 de abril de 2013

El retrato de tu fantasma



Deformación horizontal de los estragos de tu ausencia, transformación casi teatral de tus antiguas ofensas. Se te escapan las promesas de los labios si me miras, tus caricias disfrazando tus silencios de alegría (Susurrabas dulcemente que jamás te alejarías)
Aberración de los colores que irradiaban tus pupilas, desenfreno de tragedias macabras y coloristas.
Decolorantes tus palabras resbalando por mi cara, corrosión de tus mentiras perforando mis entrañas...
Se desfiguran los abrazos y miradas que guardabas, en un lago desteñido por mi piel carbonizada.

domingo, 31 de marzo de 2013

El sueño impronunciable



Querría hoy, blindar tus labios con el sello de los míos. Buscar en la mañana tus deseos, y tus rayos de luz llevar conmigo. Entrar en la caverna de tus ojos, mostrarles la textura de mi hastío...
Volverme polvo en un segundo, alzar tus sueños de este mundo, decirte sin palabras que hoy no existo, y el mañana es tuyo...

lunes, 4 de junio de 2012

Apocalipsis del sol tardío

Como pétalos de almendro escurriendo entre tus manos,  me descubro a cada instante tras tu sombra, tras tus trazos. Nos observan las estrellas desde mares más lejanos, nos vigilan los relojes de los tiempos descontados. Arcángeles y lluvia, otra noche, otro tornado, una vez bajo esa luna, fuimos amantes en vano. Hijos de un beso sin alma, besos de sangre escarchada , hubo cenizas latentes, hubo prósperas mañanas... Amanecí entre nubes ocres, vuelve el cielo a estar en llamas.

jueves, 31 de mayo de 2012

La vida: sus días contados.

En una tarde en clave de sol, hoy me he sentado junto a la sombra de los agujeros de nuestro pasado. Soplan vientos desconfiados. Distingo en el cielo entre nubes y claros, el trasfondo gris de un cielo agotado. La urbe intoxica, me intoxican sus tramos, sus mismos paseos, por rejas vallados.
No han sido precisos, los vientos de mayo, sus lluvias, sus sombras, sus llantos, sus rayos.
No han sido acordados, los sueños pactados, no fueron oídos, los ecos de tantos.
Se mueren las flores, se esconden los pájaros, desciende la lluvia, se secan los charcos.
No habrá más lirios, ni vuelos, ni cantos, ni estrellas que mirar, ni mañanas, ni ocasos. Nos queda el recuerdo, de haber presenciado, el olor de la hierba, el tacto de tus manos...